abril 27, 2015

Según científicos de la Universidad de California, experimentos realizados con ratones han confirmado que la obesidad “es un promotor del cáncer”.

“A los médicos siempre les preocupa nuestro peso y su atención se centra en las enfermedades cardiovasculares y la diabetes tipo 2, enfermedades que se pueden controlar con los fármacos existentes”, indicó Michael Karin, uno de los científicos que realizó el estudio.

“Sin embargo, también nos deberíamos preocupar del riesgo elevado de cáncer”, agregó. Según estudios epidemiológicos, para la gente que sufre de obesidad, el peligro de sufrir cáncer es 1,5 veces mayor que en las personas que no tienen problemas de peso.

Tal vez eso no sea mucho, pero equivale a 90.000 muertes por cáncer al año sólo en Estados Unidos y cuando se trata del cáncer hepático el peligro que enfrenta la gente obesa se multiplica por 4,5, sostuvo Karin.

Esas conclusiones fueron extraídas de un estudio realizado con ratones con tendencia a desarrollar carcinoma hepatocelular.