septiembre 15, 2017

El Día Mundial del Linfoma se celebra cada 15 de septiembre para concienciar a la población mundial sobre esta enfermedad que es responsable de más de 200 mil muertes cada año.

El linfoma es un tipo de cáncer de la sangre que se desarrolla en el sistema inmunológico, también conocido como el sistema linfático. Los síntomas pueden incluir ganglios linfáticos inflamados, fiebre, picazones, sudoración nocturna, perdida de peso inexplicable y cansancio.

Existen dos tipos principales de linfoma: El linfoma de Hodgkin (LH) y el Linfoma No Hodgkin (NHL). Según la Organización Mundial de la Salud, el Linfoma no Hodgkin constituye cerca del 90% de los casos de linfoma y presenta un gran numero de subtipos.

Algunos tipos son curables. El tratamiento puede incluir una combinación de quimioterapia, radioterapia y cirugía.

En el Día Mundial del Linfoma, se realizan diferentes actividades y jornadas con el objetivo de educar a las personas sobre esta enfermedad, sus causas y consecuencias.