enero 25, 2016

Los deseos de superación y de buen desempeño academico y laboral suelen ser metas que la mayoría se propone y los ayuda a alcanzar el éxito.

Sin embargo, para algunos esto se convierte en una obsesión que los domina y afecta importantes aspectos de su vida.

Este tipo de personas poseen una personalidad calificada por los psicologos como Tipo A y se caracterizan por un esfuerzo intenso y mantenido hacia el logro de objetivos autoseleccionados y, por lo general, pobremente definidos;  una elevada inclinación hacia la competitividad; el deseo de reconocimiento y prestigio; una baja tolerancia a la frustración; una constante implicación en diversas actividades que, generalmente, exceden la disponibilidad de tiempo del sujeto; impaciencia acentuada;  una marcada tendencia a la respuesta hostil; un extraordinario nivel de alerta física y mental.

Esta forma de vida desgasta a la persona que la lleva afectando directamente su salud, por lo que estos son los mas propenso a padecer enfermedades cardíacas, pues no descansan los suficiente ni dedican tiempo a relajarse con otras cosas que no sea trabajo.

Estos factores hace que quienes poseen esta personalidad tengan siete veces más posibilidades de padecer de un infarto que cualquier otro. Los ataques de ira en este tipo de personas es muy frecuente, pues el nivel de ansiedad lo tienen sumamente elevado.

Es muy importante que quienes tienen este tipo de personalidad entiendan que tienen un problema que requiere de ayuda profesional para superarlo. Hacer equilibrio en las diferentes areas de la vida es fundamental para todo ser humano es por esto que hay que prestar especial atención ante este tipo de personalidad.