diciembre 19, 2016

Sin importar la edad es bastante común sentir que no se posee una memoria tan buena y que de no ser por las agendas, computadoras u otros objetos auxiliares estaríamos completamente perdidos.

Sin embargo, esto no es del todo cierto. Todos poseemos una memoria con alta capacidad de almacenar y recordar cosas, a excepción de quienes tienen condiciones de salud especiales que afecten la memoria.

Al igual que todos los músculos de nuestro cuerpo la memoria necesita ser ejercitada y recibir una alimentación adecuada para maximizar su rendimiento; a continuación te ofreceremos algunos consejos para mejorar tu memoria.

Descansa bien, asegúrate de dormir no menos de ocho horas diarias, necesitas estar descansado para tener la mente clara.

Escucha música, esto estimula las células del cerebro y beneficia la concentración mental.

Cuando vayas a estudiar o trabajar crea las condiciones necesarias para que te concentres, aléjate del ruido, las distracciones, pon buena luz.

No te empeñes en asegurar que tienes mala memoria, tú subconsciente terminara por creerlo así y comportarse de acorde a esta creencia.

Cuando estés leyendo algo ve imaginando lo que lees, relaciónalo con cosas que te sean cotidianas y fáciles de recordar, igual los nombres de las personas cuando las conozcas.

Haz una pausa cuando estés leyendo para verificar que estés aprendiendo. Si hay alguna línea o párrafo que no entiendas, no lo pases por alto, retrocede y léelo despacio.

Si tienes un examen o alguna presentación al día siguiente lo mejor es leer o repasar antes de dormir, pues esta comprobado que se recuerda mejor lo que se estudio antes de dormir.