febrero 5, 2019

La circuncisión es una operación por la cual se retira del pene un tela que lo recubre hasta el glande llamada prepucio. Esta operación se realiza regularmente cuando el bebé tiene entre 2 días y varios meses. Existen razones médicas e incluso religiosas para realizar este procedimiento.

El tiempo que dura la operación es de 10 a 20 minutos, se realiza con anestesia local y no necesita puntos de sutura. La recuperación de esta operación es de una semana a 10 días si se tiene especial cuidado con esta área.

Se debe consultar al médico si después de la circuncisión se presentan los siguientes síntomas: Sangrado persistente, enrojecimiento en aumento alrededor de la punta del pene, fiebre, indicios de infección, si el bebé no orina en las 12 horas siguientes a la operación.

La circuncisión no es un procedimiento obligatorio, pero tiene beneficios en la salud del hombre, facilitando la limpieza del pene y disminuyendo los riesgos de tener una infección.