diciembre 6, 2018

Nada más propicio para el surgimiento de gripe y resfriados que bruscos cambios de temperatura, fuertes vientos y lluvia, tal, condiciones que suelen llegar de manera inesperada en el país.

Es por esto que debemos estar preparados para enfrentar la gripe y mantenernos alerta para prevenirla.

La gripe es una enfermedad infecciosa que afecta las vías respiratorias.

Los síntomas más comunes son: fiebre, dolor de garganta, debilidad, dolores musculares, tos, dolor de cabeza, dolor de estomago, estornudos, pérdida de apetito, entre otros.

Los virus son los causantes del resfriado común y la gripe. Más de 200 virus diferentes pueden causar resfriados.

Por esta razón existe una vacuna para la gripe, sin embargo, los resfriados son otro caso que al tener tantas posibles causas no cuentan con una vacuna.

Para superar un resfriado común o la gripe se recomienda:

Tomar líquidos en abundancia, sopas, agua, jugos, especialmente aquellos que sean de frutas cítricas porque contienen vitamina C y esta ayuda a superar más rápidamente la afección.

Abríguese bien, evite las corrientes de aire o quedarse mojado por un tiempo prolongado.

El descanso es de suma importancia pues el cuerpo al estar combatiendo el virus se cansa y con el reposo se recupera más rápido.

Realice gárgaras con agua y sal varias veces al día, esto le aliviara el dolor de garganta.

Los antibióticos y medicamentos antigripales pueden ser de gran ayuda, sin embargo estos no aseguran una recuperación inmediata.

Una gripe mal tratada puede llegar a convertirse en una neumonía o bronquitis, situación que debe evitarse a toda costa por eso es importante no ignorar la gripe y prestarle especial atención.