febrero 5, 2019

Los resfriados son muy comunes, se trata de un virus que frecuentemente anda en el aire, así que pueden darse tanto en verano como en invierno. Es por esto que te ofrecemos algunas recomendaciones para que no te quedes en casa entre estornudos y congestión nasal cuando menos lo esperes.

Temperatura:
Evita los cambios bruscos de temperatura y no te expongas al sol más de lo necesario. Sería ideal que la temperatura del entorno oscile entre los 22 y 24 grados C, pero eso es imposible de conseguir en el caribe, pero si trabajas en un espacio climatizado, puedes mantenerlo así.

Alimentación: Aumentar el consumo de líquidos, no tomar bebidas ni alimentos ni muy fríos ni muy calientes y sigue una dieta equilibrada. No fumes.

Higiene: Lávate las manos con frecuencia, evitar ambientes poco ventilados, evita exceso de ropa, cúbrete la boca al toser o estornudad y pídele a los demás que hagan lo mismo, y no pases mucho tiempo en lugares donde puedas estar en contacto con insecticidas, productos de limpieza o ambientadores fuertes.

No hay un tratamiento para combatir la causa del resfriado, pero para sus síntomas aparecen cientos en las diferentes farmacias. Es conveniente que la persona resfriada permanezca en casa, en una habitación a buena temperatura. Además debe mantenerse bien hidratada.

Para la congestión nasal se pueden usar soluciones salinas a base de agua hervida con dos cucharaditas de sal para un litro como lavados nasales. Esto alivia las molestias de la congestión, demás de ayudar a limpiar las mucosidades

De interés

El resfriado no es sólo un virus. Esta enfermedad está causada por más de 200 virus que cambian y mutan constantemente, lo que hace casi imposible encontrar una cura.

Los síntomas principales del resfriado común son estornudos, congestión, picor y secreción nasal, escozor de garganta, voz ronca, tos, lagrimeo ocular y dolor de cabeza.

El resfriado se propaga de persona a persona cuando los virus son expulsados por la tos y los estornudos, así como por las manos contaminadas que pasan el virus a la nariz y los ojos de otras personas.

Según estudios las mujeres, al estar preparadas para tener hijos, tienen un sistema inmunológico más tolerante para proteger su cuerpo durante el embarazo. Los hombres no tienen esa tolerancia por lo que es posible que sufran más los síntomas del resfriado.