enero 4, 2018

El aumento de senos, o mamoplastia de aumento, es un procedimiento para remodelar la forma del seno con el fin de hacerlo más grande. El procedimiento puede también realizarse para reconstruir el seno después de una cirugía del seno.

Posibles complicaciones asociadas con la cirugía de aumento de senos



Las posibles complicaciones asociadas con la cirugía de aumento de senos pueden incluir, pero no están limitadas a, las siguientes:

• Infección. La infección es más común en la primera semana tras la cirugía. La infección puede tratarse con antibióticos o, en casos severos, se retira el implante durante varios meses hasta que la infección haya desaparecido antes de introducir un nuevo implante.

• Contractura capsular. Puede ocurrir una contractura capsular si la cicatriz o la cápsula que rodea el implante empieza a apretarse. El tratamiento puede implicar la extirpación o “tanteo” del tejido cicatrizal, o el retiro o sustitución del implante.

• Hipersensibilidad, pérdida de sensibilidad o adormecimiento de los pezones. En algunas pacientes puede producirse hipersensibilidad, pérdida de sensibilidad y, o pequeños parches de adormecimiento cerca de las incisiones. Los síntomas normalmente desaparecen con el tiempo, pero en algunas pacientes pueden ser permanentes.

• Escape o ruptura de los implantes de silicona y gel. Puede producirse el escape o ruptura del implante como resultado de una lesión, o incluso del movimiento y compresión normales del seno y del implante.

Un implante de seno es un armazón relleno de gel de silicona o solución salina:

• Implantes rellenos de solución salina. Si se rompe un implante relleno de solución salina, el implante se desinflará en unas pocas horas y el cuerpo absorberá el agua salada sin riesgo alguno.

• Implantes rellenos de gel. El escape o ruptura de un implante relleno de gel puede provocar una de estas dos cosas: si el implante se rompe pero no se rompe la cápsula de la cicatriz que rodea el implante, puede que no se detecten cambios; si también se rompe o desgarra la cápsula de la cicatriz, especialmente después de una presión extrema, el implante de gel de silicona puede moverse al tejido circundante. El gel puede almacenarse en el seno y causar la formación de una nueva cicatriz alrededor de éste, o puede migrar a otra zona del cuerpo. La forma o firmeza del seno puede cambiar. Puede ser necesaria una segunda intervención o sustitución del implante que tiene escapes.

No existe ninguna evidencia de que los implantes de seno afecten a la fertilidad, al embarazo o a la capacidad de amamantar. Sin embargo, si usted ha estado amamantando a un bebé durante un año antes del aumento de senos, puede producir leche durante unos cuantos días después de la cirugía. Esto puede provocar alguna molestia, pero puede tratarse con los medicamentos que su médico le recete.

Fuente: GeoSalud